La compañía en la Reproducción Asistida

Conozco esa sensación, la he visto en muchas parejas que, como vosotros, se encuentran en un proceso de reproducción asistida. 

Es habitual que en procesos como estos, o muchos otros que experimentamos a lo largo de la vida, nos sintamos abatidos, solos o únicos en nuestra especie. Es normal el pensar que todo nos pasa a nosotros o que es a mí a quien siempre le va mal. A pesar de que es un sentimiento totalmente humano, puedo deciros con seguridad que esto no es verdaderamente así. 

 

Tanto, años atrás como aun ocurre actualmente, los problemas de infertilidad o el tener que recurrir a tratamientos de reproducción asistida resultan temas “tabú”. No vas a escuchar a demasiadas parejas aceptando que tienen problemas para concebir un hijo o contando abiertamente que han tenido que pasar por un ciclo de reproducción asistida para lograr el embarazo, es más, todo lo contrario. Por lo que podemos vivir en la calle, conseguir quedarse en estado no cuesta mucho más que uno o dos meses, es común escuchar frases como: “Nos ha pillado totalmente por sorpresa” o “Ha sido ponernos y a la primera”. No voy a deciros que es imposible que esto ocurra, por descontado que ocurre, pero también me gustaría que fuerais conscientes que no siempre es así y que, cada vez más, los problemas para quedarse embarazados aumentan.

No estáis solos

No es un consuelo ni mucho menos intento consolaros con palabras sencillas, sólo animaros a que abráis los ojos al verdadero mundo que nos rodea, a la gente que, como vosotros, pasa por aquí. No tengáis miedo a compartir vuestra situación con personas que estén pasando por la misma, os vais a encontrar con un apoyo que no podríais imaginar y vais a daros cuenta de cuanta gente comparte vuestro camino. Hablar, contar, llorar o reír, pero nunca sintáis miedo por hacerlo. 

 

Resulta una buena opción el poder hablar sobre vuestra situación con las personas con las que hasta ahora habíais compartido la vida, vuestros amigos, e incluso vuestros familiares. A partir de este momento, el camino que debéis recorrer será un poco diferente al suyo pero, estar seguros que será mucho más firme si lo andáis acompañados por vuestros apoyos de siempre. Elegir bien a quien contarle la nueva situación, esas personas que sabéis que entenderán el problema y sabrán ocupar el lugar adecuado durante todo el proceso. No todo el mundo es apto para vivir y compartir una situación como la vuestra.

 

Debemos controlar nuestras sensaciones de soledad, culpabilización y frustración porque podrían hacernos caer en el aislamiento. Nuestra primera tarea será la de aceptar nuestra nueva situación, y buscar lo antes posible las opciones que existen para afrontar, de la mejor de las maneras posible, el proceso que hemos de seguir en este momento. Debemos ser conscientes del camino que seguirá este proyecto común y trabajar para lograr nuestro objetivo, en este caso, el embarazo.

 

Somos agentes activos en el camino hacia nuestro destino y este no avanzará si nosotros no trabajamos para ello.


Escribir comentario

Comentarios: 0

Formación:

 

Nº de Colegiada CV-13970