Abortos de repetición: 7 factores importantes

La Organización Mundial de la Salud define como situación de aborto de repetición  o aborto recurrente a aquella en la cual existen, o han existido al menos, tres o más abortos consecutivos antes de la semana 20 de gestación o cinco cuando se producen de manera alterna, no consecutiva. 

 

Existe un índice de incidencia de abortos de un 15% en parejas jóvenes y sin reconocidos problemas precios, aumentando esta cifra hasta el 40% conforme aumenta la edad de la mujer.

 

En casi un 50% de los casos no se logra averiguar qué ocasionó la pérdida.

 

Existen múltiples causas por las cuáles se puede dar el aborto, pero si éstos son debidos a factores predisponentes como la edad de la mujer (superior a 35 años) u otros problemas reproductivos ya conocidos, los estudios más específicos sobre infertilidad deberían realizarse a partir del segundo aborto.

¿Cuáles son las causas de los abortos de repetición?

A pesar de tratarse de un tema bastante desconocido hasta que una persona topa con el problema, que se produzca una interrupción natural del embarazo no es algo tan anormal ni preocupante, siempre y cuando las pérdidas no se produzcan de manera recurrente.

 

Como he citado anteriormente, casi un 15% de parejas sanas han sufrido y sufren abortos de forma natural sin que exista una evidencia clara de por qué se ha producido. En muchas ocasiones, el desconocimiento de las verdaderas causas que provocan la pérdida ocurre hasta en un 50% de los casos.

 

A pesar de esto, conocemos que existen una serie de factores que pueden predisponer a la mujer, o la pareja a sufrir estas pérdidas, que serán emocionalmente devastadoras si se producen una y otra vez. Por ello, es conveniente que se proceda a un estudio minucioso del caso si los abortos se repiten en tres o más ocasiones.

 

  1. FACTORES INMUNOLÓGICOS: el “rechazo” inmunitario es una de las causas de abortos de repetición. El embrión no posee las mismas propiedades, constitución y proteínas que la madre y el cuerpo de ésta lo rechaza como agente extraño. En situaciones normales, el embrión silencia, de alguna manera, este sistema inmunitario materno y provoca una inmunotolerancia por lo que puede implantarse en el útero. Enfermedades autoinmunes y la presencia de anticuerpos en sangre pueden provocar este fallo implantatorio y, por tanto, la pérdida de la gestación. El tratamiento mediante aspirina, heparina y corticoides antes y durante la gestación puede ser muy efectivo tanto en prevención como en el tratamiento de estos trastornos.
  2. FACTORES GENÉTICOS: las alteraciones genéticas como causa del aborto de repetición son detectadas en algún miembro de la pareja entre el 1 y 3% de los casos. Se conoce que más de un 50% de los casos de aborto durante el primer trimestre se debe a causas cromosómicas. En situación de abortos de repetición es recomendable hacer un estudio del cariotipo a ambos miembros de la pareja. Si esta fuera la causa, se podría evitar por medio de las técnicas de diagnóstico genético pre- implantacional.
  3. FACTORES INFECCIOSOS: La incidencia de estos factores como causantes de los abortos recurrentes es muy baja.  Toxoplasmosis, Listeriosis, Ureaplasma, Micoplasmas, Clamidias y Herpes son algunos agentes infecciosos que podrían provocar el aborto.
  4. FACTORES DE COAGULACIÓN: errores en los factores de coagulación son una de las causas conocidas de que se produzca el aborto. Estos errores son los conocidos como trombofilias o alteraciones hematológicas. Pueden ser de origen hereditario y se pueden diagnosticar gracias a un análisis de sangre evaluado por un hematólogo. Su tratamiento es sencillo, basta con tomar anticoagulantes como la heparina y/o aspirina en dosis bajas.
  5. FACTORES ENDOCRINOLÓGICOS: los factores endocrinos más reconocidos en los abortos de repetición serían la diabetes mellitus, defectos luteínicos y patología funcional tiroidea (hipo o hiper tiroidismo). Se podría solucionar el problema llevando un correcto tratamiento y equilibrio de los valores hormonales.
  6. FACTORES ANATÓMICOS: malformaciones uterinas, miomas, insuficiencia cervical, sinequias y patologías endometriales, entre otras. Son importantes unas buenas condiciones en el endometrio que permitan la implantación del óvulo fecundado, así como, unas condiciones uterinas determinadas que aporten al embrión la capacidad de crecer y formarse de manera correcta. El útero septo sería una de las anomalías uterinas más comunes en los abortos recurrentes. La solución pasa por una cirugía llamada: histeroscopia.
  7. FACTORES MASCULINOS: oligozoospermia, teratozoospermia, alteraciones en meiosis.

 

Por descontado existen multitud de pequeños factores que pueden incrementar las probabilidades de aborto, entre ellos: obesidad, edad de la gestante o de ambos miembros de la pareja, toma excesiva de alcohol, drogas y tabaco, consanguinidad entre los miembros de la pareja, entre otras.

 

Para el estudio completo de causas de abortos de repetición sería imprescindible hacer un análisis completo de la pareja y muy recomendable llevar un estilo de vida saludable, evitar alcohol y tabaco en exceso, así como, el consumo de drogas. Es recomendable, asimismo llevar un ritmo de vida y una dieta variada y saludable.

 

La pérdida del embarazo es un duro golpe para la pareja que ve esfumarse su sueño de ser padres, sin embargo, no debemos perder la esperanza y seguir adelante en nuestro camino. Eso si, no es recomendable la búsqueda de un nuevo embarazo de manera muy precipitada. Vivir vuestro duelo, reponeros de la pérdida y cuando de verdad os sintáis preparados, volver a intentarlo con seguridad y la esperanza de que todo irá correctamente esta vez. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Formación:

 

Nº de Colegiada CV-13970