Hipotiroidismo e Infertilidad Femenina

¿Puede el Hipotiroidismo ser un factor predisponente de la infertilidad femenina?

 

Empezamos la semana estudiando la relación que puede existir entre el Hipotiroidismo y la Infertilidad Femenina.

 

El hipotiroidismo es una enfermedad que evoluciona con síntomas muy silenciosos y afecta a un porcentaje de la población general que se encuentra entre un 1 y un 4%. Se trata de una patología mucho más frecuente en mujeres que en hombres, sobretodo, cuando dichas mujeres superan los 40 años.

 

La correcta o incorrecta función tiroidea tiene una alta relación con los problemas en la Reproducción femenina, por ello, será importante un seguimiento y control de los niveles tiroideos en mujeres que deseen lograr el embarazo o en aquellas que se encuentren en los primeros momentos de la gestación.

Datos sobre Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una enfermedad que viene derivada de un incorrecto funcionamiento de la glándula tiroides, concretamente de un funcionamiento deficiente. Como consecuencia de ello, la tiroides secreta una menor cantidad de hormonas tiroideas de las que serían necesarias. Como resultado a nivel clínico y sintomático podemos encontrarnos con: alteraciones menstruales, caída del cabello, aumento de peso, sensación de cansancio y fatiga habituales, poca tolerancia al frío, letargia y piel ictérica, entre otros.

 

Existen diversas clases de hipotiroidismo las cuáles podemos encontrar clasificadas dependiendo de su severidad (subclínico y clínico), del momento en el que se produjo el inicio (congénito: primario permanente, primario transitorio o congénito central y/o Hipotiroidismo adquirido) o del nivel anatómico en el que podemos encontrarlo (Primario, Secundario o Central y Periférico).

 

Si hablamos de datos de prevalencia entre las mujeres que se encuentran en edad reproductiva, el hipotiroidismo se manifiesta entre un 2-4% de ellas.

Hipotiroidismo e Infertilidad Femenina

Efectivamente, tener hipotiroidismo puede afectar negativamente al funcionamiento del sistema reproductor femenino. El sistema reproductor femenino necesita de un correcto funcionamiento de todo el sistema hormonal para poder realizar también sus funciones con normalidad. Por tanto, ante un déficit en el funcionamiento de las hormonas tiroideas podemos encontrarnos con alteraciones menstruales, o incluso, anovulación que, en ocasiones, deriven en problemas de infertilidad.

 

En el caso de mujeres embarazadas, es imprescindible el control del equilibrio de la hormona tiroidea para evitar problemas en el desarrollo fetal, así como, abortos espontáneos.

 

Los problemas en la fertilidad femenina cuando se sufre de hipotiroidismo son debidos a que la glándula tiroides no produce suficiente tiroxina, lo que deriva en una alteración generalizada del metabolismo de las hormonas sexuales, así como, de las proteínas que las transportan. Por tanto, los ritmos de secreción de LH y FSH (hormonas reguladoras de la ovulación), también se ven afectados y pueden haber fallos de ovulación.

 

Los ciclos menstruales pueden verse alterados obteniendo, como consecuencia, retrasos (más frecuentemente), grandes cantidades de sangrado o ausencia de menstruación, conocido también como amenorrea. Los síntomas pueden estar acompañados por galactorrea, secreción de leche por los pezones.

 

Mediante un tratamiento con tiroxina, todos estos síntomas son controlados y reversibles. Con lo cual, no hay de qué preocuparse. Una vez diagnosticado el hipotiroidismo y siguiendo las pautas del tratamiento, todos los ciclos menstruales y niveles hormonales se equilibrarán y, con ello, los problemas de infertilidad quedarán solventados y se logrará la consecución de embarazos totalmente normales.

 

 

Olaya Martínez

Psicóloga en Valencia

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Formación:

 

Nº de Colegiada CV-13970