¡A todas mis maravillosas mujeres!

Mujeres solteras, casadas, viudas o comprometidas, mujeres trabajadoras dentro o fuera del hogar, mujeres emprendedoras, mujeres de negocios, mujeres responsables, mujeres que son madres, que están en el camino o que deciden no serlo, mujeres hijas, mujeres abuelas, mujeres amigas, confidentes, mujeres heterosexuales, homosexuales, blancas, negras, altas o bajas, en definitiva, mujeres del mundo... ¡hoy es nuestro día!

 

Hoy, 8 de marzo, es el día Internacional de la mujer. Hoy es nuestro día si pero, por desgracia, una fecha que hemos de destacar en el calendario para recordar al mundo entero que merecemos y deberíamos tener los mismos derechos, libertades, paz y oportunidades que cualquier hombre. Y digo, por desgracia, porque cuando hay que destacar un acontecimiento determinado así, es porque aún es necesario recordarlo, aún no está instalado ni en la cabeza, ni en los sentimientos ni en la forma de actuar de nuestras sociedades. 

 

Así que, mientras la realidad siga siendo la que es, todas las mujeres seguiremos reclamando a voz en grito nuestros derechos.

8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer

Este día es celebrado desde finales del siglo XIX como el día Internacional de la Mujer en muchos países del mundo. Con esta reivindicación se pretende dar fuerza a las voces de millones de mujeres que reclamaron en el pasado y aún reclaman (y reclamamos) la necesidad de ser tratadas por igual a los hombres en multitud de ámbitos en la vida cotidiana: trabajo, relaciones, familia, hogar, derechos, etc.

 

IGUALDAD: dice el diccionario y cito textualmente "condición o circunstancia de tener una misma naturaleza, valor, cantidad, calidad o forma o compartir alguna cualidad o característica", añade además, "Proporción o correspondencia entre las partes que uniformemente forman un todo".

 

Voy a intentar ir por partes porque ante esta definición se me amontonan las ideas. 

 

"Condición o circunstancia de tener una misma naturaleza": correcto, mujeres y hombres somos idénticamente de la misma naturaleza, de carne y hueso, nacidos de un padre y de una madre de los cuáles tenemos un 50% y el otro 50%.

 

"Valor, cantidad, calidad o forma": el valor nos lo otorgamos nosotros. ¿Quién dice que un sexo vale más que el otro? ¿Quién decide cuál de los dos tiene más calidad o puede ofrecer más cantidad de "algo"? Una mujer vale tanto como lo vale un hombre, una mujer puede ofrecer la cantidad de cosas que sean necesarias, e incluso siempre, un poco más (por si no es suficiente). La calidad de los hechos, el trabajo, los gestos y las palabras de una mujer son indiscutibles y, aunque muy despacito, cada día más visibles. 

 

Me apasiona ver que, poco a poco suben más mujeres a puestos laborales de responsabilidad. Me encanta comprobar como los gobiernos que mejor funcionan en la actualidad (véase Alemania) está regidos por mujeres de bandera. Me alucinan las mujeres pulpo/todoterreno que llevan casa, niños, trabajo, amigos y no se les escapa absolutamente nada y me enorgullece enormemente estar rodeada de mujeres poderosas, emprendedoras, empresarias, luchadoras e incansables guerreras que, desde luego, dejan el listón muy muy alto y son un ejemplo extraordinario de todo lo que una mujer es capaz de hacer.

 

Desde luego si hoy soy un poco mejor mujer de lo que era ayer, es gracias a estar rodeada de este gran círculo de mujeres que componen mi vida, empezando por la que me dio la oportunidad de vivir. A todas ellas, compañeras, amigas, hermanas, pacientes, conocidas, ... Aroa, Paula, Alejandra, Laura, Isa, María, Noelia, Lucia, Celia, Aitana, Mireia, Arantxa, Erika, Bego, Carla, Irene, Bea, Esther, Maribel, Begoña, Mamen, Anna, Elena, Lorena, Sandra, Dally y todas las que me dejo porque podría ser una lista infinita... ¡GRACIAS!

 

Y continuando con la definición de igualdad me gustaría destacar también...

 

"Proporción o correspondencia entre las partes que uniformemente componen un todo": Me encanta esta frase, me encanta porque creo que las mujeres formamos un TODO pero, no sólo las mujeres, hombres y mujeres en unión formamos un TODO que sería maravilloso si de verdad algún día estuviese en equilibrio. Yo no pierdo la esperanza de que esto suceda en algún momento de la historia. Ojalá tenga la suerte de vivirlo, eso significaría que está cercano a ocurrir.

 

Por el momento, seguiremos gritando bien fuerte que estamos aquí, que somos fuertes, que somos independientes y que tenemos la capacidad de estar al frente de todo aquello que se nos ponga por delante. 

 

Os dejo con una frase de una de mis mujeres favoritas del mundo. Uno de esos ejemplos de MUJER de la que aprendo y me nutro y disfruto cada día. Mi amiga/hermana/compañera de batallas, Aroa.

 

"Me he pasado la vida pensando que la vida es una carrera de obstáculos, al final me he dado cuenta que, en realidad, es un largo paseo cuando aprendes sobre la aceptación, el auto-conocimiento y el amor incondicional" 

 

¡¡¡POR NOSOTRAS, MUJERES!!!

 

Olaya Martínez

Psicóloga en Valencia

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Noelia (jueves, 09 marzo 2017 09:53)

    Maravilloso texto!


Formación:

 

Nº de Colegiada CV-13970